04 junio 2008

Sacando dientes...


Esto que os voy a contar pasó el lunes.
Últimamente me pasan las cosas más raras que podéis imaginar, no se si se puede aplicar el dicho: tantas veces el cántaro va a la fuente…que rompe!
Como ya estáis hartos de saber, diariamente voy a rehabilitación y “me las paso” para aparcar…

El lunes cuando llegué, como siempre casi media hora antes, me dejé estar en doble fila esperando que saliera algún coche.
Cuando de repente veo que el señor del coche detrás de mí, me adelanta, porque va a salir un coche. Este señor (por llamarlo de algún modo) había llegado bastante mas tarde que yo.
En ese momento me llené de rabia y enciendo el coche y aparco justo a su lado, y le digo:
- Llevo desde las diez esperando, lo siento!
Y el muy sin vergüenza me contesta:
- estaba yo primero, Vete a tomar por culo!
Ay casi me da un paro, le contesto:
- Aquí no aparca usted, sin vergüenza!
Y el sigue en la suya, insultándome y tan poco movía su coche.
Mientras de tras nuestra todos los coches parados y pitando.
Durante este tiempo sale el coche que estaba bien aparcado y yo acelero y meto MI coche.

Salgo para ir a sacar el ticket de la zona azul, y le escucho:
- Mira bien como tienes tu coche, cuando vuelvas estará todo rayado
- Ni se le ocurra tocarle, que le denuncio! ( mientras cogí papel y boly)
- Me da igual los euros que gaste, pero el coche te lo rayo. (Este hombre tendría unos 60 años)
Voy y apunto la matrícula y el modelo del coche, mientras saco el ticket. Ahora está mi lado y vuelve a lo mismo, estoy en las últimas y le grito:
- que se cree usted, que por ser mujer me puede decir lo que le da la gana?
O se cree que le tengo miedo?
- Ya estuve en la cárcel…
- Pues de allí no debería haber salido!

Se marchó, pero siguió amenazando desde lejos, yo estaba temblando, menudo hijo de puta. Se cree que por tener un Audi puede decir lo que le da la gana, y que por ser mujer me va acojonar!!!

Mientras duró la rehabilitación, estuve todo tiempo pensando, como estaría el coche cuando saliera…Pero tuve suerte y el coche estaba enterito. Me dijo después el aparcacoches: Cuando volvió que le dijera que solo quería meterme miedo.

Miedo no me metió, pero me dejo de una mala hostia….

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡¡Aquí sois libres de opinar!!

Siempre con respeto, por supuesto!