02 febrero 2010

Leyendas - La bruja Napa

La Roca Horadada en el municipio de Prats de Lluçanés - Roc Foradat, es el lugar donde según la leyenda, la bruja Napa escondía las gallinas que criaba o que robaba para que le pusiesen huevos y parece ser que es donde preparaba sus brebajes. La bruja Napa es un personaje que existió realmente y que despertó muchos miedos entre sus vecinos, fue acusada de asesinar a una niña pequeña.

2762544 
Bajo el sobaco llevaba un cesto donde, al decir de las gentes, había una serpiente que era el demonio y con su ayuda hacía maleficios. Fue inculpada judicialmente de la desaparición de un niño y, registrada su casa, aparecieron restos de los intestinos de la criatura. Fue conducida presa a Vic y las gentes pedían a voz en grito que fuera quemada. Pasó a la cárcel de Barcelona y dícese que unos parientes suyos muy ricos la envenenaron para quitarse tamaña afrenta.

Otra versión de su muerte - El monte de las horcas en el municipio de Sant Feliu Sasserra -El serrat de les forques -  un sitio donde se acostumbraba a torturar y ejecutar a los condenados por la justicia de la zona. La bruja Napa fue ajusticiada aquí por los numerosos hechos escalofriantes que se le atribuían

Actualmente :

“Cuando cae la tarde del último día de octubre en Sant Feliu Sasserra (Barcelona) se apagan las farolas y sus calles y plazas se iluminan sólo  con antorchas y hogueras. Esta pequeña localidad parece retroceder a finales del siglo XVII, cuando los cazabrujas pasaban por aquí para ganarse la vida deshaciéndose de las vecinas acusadas de brujería. La Fira de Bruixes comienza a las puertas del Ayuntamiento con uno de los actores que, disfrazado de alguacil de la época, relata los motivos por los que hay que ahorcar a varias mujeres del pueblo. Joana Mateu, Felipa Gallifa, Rafaela Puigcercós… son nombres reales de las supuestas brujas que verdaderamente murieron aquí quemadas o en la horca y ahora están encarnadas por jóvenes de Sant Feliú. La representación discurre por todo el pueblo y culmina con la trepidante simulación de un Sabbat o aquelarre (el encuentro entre las brujas y el diablo) en una colina a las afueras del pueblo.

 Dibujofffff


Y es que, tradicionalmente la comarca natural del Lluçanès, a la que pertenece Sant Feliu Sasserra, era tierra de brujas hasta el punto de que hoy en día hay una ruta para conocer sus tradiciones y la influencia que tuvieron en la zona. Este recorrido empieza en Prats de Lluçanès, con la visita a les Goles de les Heures de la Riera de Merlès, donde se explica quiénes eran estas mujeres tan temidas por sus hechizos. Después, desde la iglesia de Sant Sebastià de Prats de Lluçanès se puede hacer una pequeña excursión al bosque en el que se encuentra el enigmático Roc Foradat, el rincón preferido de la bruja Napa, la última que habitó esta comarca. Por último, se puede visitar la extraordinaria cripta prerrománica de Oristà y el Museo de la Cerámica Catalana.”

Extraído de DeViajes

banner2009_2

7 comentarios:

¡¡Aquí sois libres de opinar!!

Siempre con respeto, por supuesto!