19 agosto 2009

Manganeses de Polvorosa también existe !!!!

Ya estoy de vuelta ( de nuevo), os eché de menos a tod@s!!!!!

Tantos días sin entrar, que no se por donde empezar. Son tantas las cosas y las fotos que tengo para mostraros, que no me doy aclarada,jeje
Creo que empezaré por el final :

Manganeses de la Polvorosa

Fueron 3 días intensos y aprovechados al máximo. Al final terminamos juntándonos 3 parejas y 5 niños en la misma casa.

Para ser un pueblo pequeño, no nos faltó que hacer.

Visitar la Iglesia donde tiran la cabra del campanário ( si, la siguen tirando, solo que ahora le ponen un colchón para que no se haga daño). Cuenta la leyenda ( según los moradores locales verídica), que un día una cabra intentando escapar de un lobo, entró a la iglesia, subió al campanário y prefirió tirarse a ser comida por el lobo. A partir de ese momento, los "Polvoreños" lo hicieron tradición y lo repiten año tras año.


En varios edificios de la aldea, se pueden ver varias cigüeñas y sus nidos, uno de ellos en el pico del campanario. La aldea es mayoritariamente de gente muy mayor, pero en estas fechas hay bastante movimiento, ya que vienen las familias de vacaciones.

La mayoría de las casas son echas de barro, me pude informar que las hace mas fresquitas y obviamente mas económicas. Actualmente ya se empiezan a ver reconstrucciones de ladrillo y de piedra.

Lo que mas me gusta son las "cuevas" ( bodegas) escarbadas en los montes del alrededor.
Para mantener el vino y supongo que otros alimentos, escarbaron en la tierra en sentido descendiente, escaleras que te llevan cada vez mas abajo y luego desenbocan en pequeñas habitaciones revestidas de piedra, donde guardan (todavía hoy) los barriles de vino, las que están embotellados y tienen también una chimenea donde pueden hacer algunas brasas y picar algo para acompañar el vino. Por fuera apenas ves la pared frontal y la puerta que te lleva directamente a entrañarte en la tierra, otras hicieron pequeños merenderos ( casetas) que luego dentro tienen acceso a la bodega.
Lo mas increíble es que fuera hacen unos 37 grados asfixiantes y al bajar las cuevas, hay una diferencia de unos 20 grados, llegas incluso a sentir frío.

Esta me pareció curiosa.....
¿a quién se le ocurre poner una puerta de lateral en una chimenea?

Al hacer tanto calor, por el día nos escapábamos a las piscinas de Benavente a remojarnos, están muy bien. En total son, una piscina grande, otra en forma de isla, una de niños pequeños y también la de competición. Solo regresábamos después de las 8, y para aprovechar bien el tiempo, utilizábamos las duchas y vestuarios. Así al regresar, solo teníamos que seguir disfrutando.

Antigua estación de tren, transformada en jardín.
Benavente


Otra cosa curiosa, es que todos los días, especialmente el domingo es típico, hacer la ronda de los tes bares del pueblo. En cada uno pides algo de beber y te ponen unas tapas exquisitas. Al no haber juventud, los 3 bares están regentados por romanos y sudamericanos, pero bastante españolados ya, jeje

Para terminar os dejo unas fotos de algunas "plantas"
encontradas por el pueblo :


Estas últimas supongo que solo serán de mi gusto y de de Lara.
Me encantan los cementerios antiguos

12 comentarios:

  1. Doña Ana, me encantan estos publireportajes. Se la echaba de menos.

    BSS!

    ResponderEliminar
  2. Anaaaaaa ¡¡BIENVENIDA!!!!! se te echaba de menos por aqui!!

    El sitio una pasada y las fotos geniales!!! eso si, yo los cementerios ni modernos, ni antiguos.... ni ná.. NO GUTA!!.

    Besotes!!!!

    ResponderEliminar
  3. Oye, esas "plantas" son lo que me imagino?????, jaajajajja....Por cierto, a mí también me gustan los cementerios antiguos, pero casi nunca encuentro compañía para visitarlos, siempre me miran con cara rara...

    ResponderEliminar
  4. Si, son plantas de marihuana,jeje
    Es que los del pueblo van avanzados,jajaja

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado el post, lo de las cuevas tiene que ser una pasada y con lo de los cementérios has dado en el clavo, a mí también me gustan mucho Llevas razón, somos parecidísimas, jajajaj

    ResponderEliminar
  6. Solo tu puedes ir de visita a un cementerio... jejeje...

    Se te echaba de menos, MUCHO. Creí que tenías visita y al parecer os habéis marchado fuera. Genial!!!

    Me puse a dieta (otra vez) ¿te animas?

    ResponderEliminar
  7. Ah! se me olvidó decirte que ando por Do you understand me? que ahora es bilingüe...

    ResponderEliminar
  8. Ese cementerio de noche tiene que ser un acojone total.

    ResponderEliminar
  9. Tu has pensado en que te contraten en alguna agencia de viajes o quizas en el patronato de turismo de algun pueblo. Es que viendo tus reportajes dan unas ganitas de ir...aunque yo lo del cementerio no lo comparto...no me gustan mucho. Pero las cigüeñas siiiii mucho!!!
    Besoootes

    ResponderEliminar
  10. Me alegro tanto que hayas vuelto a ver si a la tarde hablamos tengo que preguntarte unas cositas.

    besos

    ResponderEliminar
  11. Me alegro que estes de vuelta, y que las vacaciones hayan sido aprovechadas, muy chulas todas las fotos, pero prefiero la piscina a los cementerios, ni viejos ni nuevos... me dan un poco de yuyu.

    Un abrazo guapa

    ResponderEliminar
  12. ¡Vaya pasada de pueblo! menos por lo de la cabra :(

    la puerta en la ventana supongo que para Santa Claus llame antes de entrar XDDD

    y los cementerios (antiguos o no) ¡también son mi devoción!

    un besazo mi niña ¡¡te eché mucho de menos!!

    p.d.: esa plantita también me gusta qué bonita es :D

    ResponderEliminar

¡¡Aquí sois libres de opinar!!

Siempre con respeto, por supuesto!